Archivos para mayo 2010




Problemas y riesgos del embarazo

 de niñas adolescentes

Un embarazo en la adolescencia es traumático en la mayoría de los casos, porque genera un conflicto que se establece entre ser madre o padre y al mismo tiempo continuar siendo adolescente, casi siempre menor de edad, que necesita ser educado y controlado por los padres. El embarazo en la adolescencia también provoca el abandono de los estudios, ya que cuando las chicas adolescentes quedan embarazadas deben asumir responsabilidades muy tempranas de madres que, por lo general, no pueden compartir con el estudio, o se les dificulta notablemente por lo que optan por tener a sus bebés y abandonar la escuela. La decisión hipoteca la vida de la joven para siempre, condenada a un presente de niña madre y un futuro con pocas expectativas profesionales y económicas. Otro agravante es que el padre adolescente en general no asume la responsabilidad paterna y los bebés al final se quedan con la madre. El cuerpo de una niña adolescente no está preparado para un embarazo lo que genera entre las jóvenes unos mayores índices de mortalidad materna, que consideran las muertes de mujeres durante el embarazo o hasta 42 días después de parto. En los países desarrollados se trata de un indicador que ronda un caso de cada mil, pero el promedio aumenta en países del tercer mundo, como Argentina, donde hay 4 muertes por cada mil partos. Todos los especialistas sostienen que la mayoría de estas muertes son causadas hemorragia materna, infecciones, complicaciones del aborto e hipertensión

Add a comment mayo 26, 2010

 

El problema mundial

de las adolescentes embarazadas

LA VERDADERA dimensión del problema, calificado por algunos de epidemia, se comprende mejor al observar de cerca las consecuencias del embarazo en una muchacha asustada. Para empezar, los cambios radicales que le esperan incidirán no solo en ella sino también en sus seres queridos.

Los adolescentes se encuentran en una fase que la Biblia llama “la flor de la juventud”, en la cual se intensifican los deseos sexuales (1 Corintios 7:36). Ahora bien, no debemos caer en el simplismo de echarle la culpa a la ausencia de métodos anticonceptivos. Todo indica que entran en juego varias cuestiones sociales y emocionales complejas.

Factores implicados

Diversos estudios revelan que muchas de estas jóvenes provienen de hogares rotos. “Lo único que siempre he querido es una familia normal”, suelen decir. Así pues, las familias disfuncionales pueden ser uno de los factores que propicien este problema. Un programa social de apoyo a madres adolescentes descubrió que a menudo “la relación [de estas chicas] con sus madres es inestable, y con sus padres, completamente nula”. Anita, quien dio a luz a los 18 años, recuerda que aunque tuvo cubiertas sus necesidades materiales gracias al esfuerzo de su madre, siempre sintió el vacío de verse privada de su padre.

Una joven observando cómo su padre abandona a su madre Las jóvenes cuyos padres están separados tienen más probabilidad de quedarse embarazadas

A veces, el embarazo es consecuencia directa de una violación. Para algunas de las víctimas, los abusos generan un dolor emocional que quizá se manifieste en el futuro en forma de conducta destructiva. A Jasmine, por ejemplo, la violaron cuando tenía 15 años. “Después de eso —confiesa— caí en conductas autodestructivas. A los 19 me quedé encinta.” El abuso sexual también puede producir sentimientos de inutilidad. “No me sentía digna”, se lamenta Jasmine. Anita, que pasó por una experiencia similar, dice: “Un chico abusó de mí desde los 7 hasta los 11 años. Me odiaba a mí misma y no dejaba de culparme”. Quedó embarazada con 17 años.

Por otro lado, algunas muchachas son víctimas de la curiosidad y del exceso de confianza. Nicole, mencionada en el artículo anterior, admite: “Creía saberlo todo y me consideraba capaz de lograr lo que quisiera. Lamentablemente, también fui capaz de tener un hijo”. Carol, quien fue madre soltera muy joven, experimentó con el sexo por curiosidad. “Pensaba que me estaba perdiendo algo”, confiesa.

Otro factor implicado es el desconocimiento de las consecuencias de la actividad sexual. Según los sociólogos Karen Rowlingson y Stephen McKay, algunos jóvenes británicos “no saben exactamente […] qué esperar de las relaciones ni qué implica un embarazo”. Hay quienes parecen ignorar la conexión entre relaciones sexuales y embarazo. En un estudio, muchas adolescentes “admitieron que, pese a no haber usado ningún método anticonceptivo, la noticia de que estaban encintas les causó sorpresa e incluso estupor”.

Pareja de novios solos en un automóvil Hay quienes parecen ignorar la conexión entre relaciones sexuales y embarazo

Sin embargo, el factor más influyente es el cambio de actitudes en materia sexual. Vivimos rodeados de hombres y mujeres “amadores de placeres más bien que amadores de Dios” (2 Timoteo 3:1-4). Según las investigadoras australianas Ailsa Burns y Cath Scott, existen “menos represalias sociales, religiosas y económicas contra las relaciones extramatrimoniales”. Tener un hijo sin estar casado ya no representa el mismo estigma que antaño. De hecho, en algunos lugares, los jóvenes consideran a su hijo una especie de trofeo o símbolo de prestigio.

Add a comment mayo 24, 2010

Demasiado jóvenes para ser

madres

“Tenía un novio guapo y con dinero, y me divertía mucho saliendo con él. Pero un mes no me vino la regla y supe que algo andaba mal. Pensé: ‘¡No puede ser! Ahora, ¿cómo se lo digo a mi madre?’. Solo tenía 16 años y no sabía qué hacer.”—Nicole.

NICOLE,* que hoy ya pasa de los 35, es una mujer llena de energía, segura de sí misma y con tres hijos —la mayor de 20 años—. Tiempo atrás se contó entre los millones de adolescentes solteras que, al quedar embarazadas, se ven ante un futuro incierto, abrumadas por enormes problemas y difíciles decisiones.

Ella ya no habla mucho de aquel duro golpe ni de la negación, el temor, la rabia y la desesperación que marcaron el final de su adolescencia, etapa en la que la mayor inquietud de sus amigas era la ropa y las calificaciones escolares. Sin embargo, aún había esperanza. Nicole provenía de una familia que le había inculcado con amor elevados principios morales. Y aunque durante un tiempo no los siguió —y le salió muy caro—, esos mismos principios la ayudaron más adelante a llevar una vida útil y significativa. Adoptó el lema: “No está todo perdido”.

Madre adolescente siente envidia de otras jóvenes

 

Por desgracia, no todas las madres adolescentes cuentan con el apoyo de su familia ni ven las cosas con tanto optimismo. De hecho, muchas enseguida se hallan atrapadas en las garras de la pobreza, sin escape aparente. Algunas incluso deben afrontar las secuelas del abuso sexual o físico.

A su vez, tales problemas afectan a los bebés, que “por regla general nacen con menos peso, padecen más enfermedades infantiles, tienen mayor índice de mortalidad, reciben peor atención médica, sufren más hambre y desnutrición, están expuestos a más violencia y se desarrollan con más lentitud” (Teen Moms—The Pain and the Promise [Madres adolescentes. El dolor y la promesa]). Además, en el caso de que sea una niña, es más probable que ella también sea madre en su adolescencia

Add a comment mayo 24, 2010

EMBARAZO NO DESEADO EN ADOLESCENTES, SINÓNIMO DE CRISIS

La llegada de la cigüeña puede arruinar tu proyecto de vida y además, si eres mujer, significaría riesgos para tu salud y la del bebé. Mejor no te compliques: ejerce tu sexualidad en forma responsable e informada, y habla con tu pareja. ¡Y no es sermón!

Hablar de bebés puede parecerte aburrido, lejano o quizás hasta te disguste oír frases como: “cuando tengas a tus hijos lo sabrás…”. Bueno, y tal vez lo más cerca que has estado de un pequeñín fue cuando nació algún primito, al cual trataste de cargar y te pareció simpático hasta que te pidieron ayuda para cambiarle el pañal. Bien, pues ahora imagínate que te enteras de que vas a ser mamá o papá.

Tu reacción podría ser tristeza, incredulidad, enojo o lo que quieras, menos indiferencia. Y con justificada razón, porque tu vida daría un giro impresionante: tal vez tendrías que dejar la escuela y no terminarás tu carrera; ya no podrás convivir igual con los amigos y tampoco tendrás  noches de “antro”; a lo mejor te tocará empezar a trabajar, cambiará tu estado civil, vivirás una temporada con tus suegros y en la próxima fiesta a la que vayas no habrá cervezas, sino gelatinas de Barney.

Dejando el humor negro, queremos decirtre que el embarazo no deseado en la adolescencia se considera un problema social y de salud, debido a las características y consecuencias que le acompañan.

¡No es exageración! varios especialistas de distintas organizaciones que promueven la salud sexual y reproductiva, mismas que, a iniciativa del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam), han unido sus esfuerzos para conmemorar el Día Nacional de la Prevención del Embarazo No Planificado cada 26 de septiembre.

Add a comment mayo 20, 2010

Consecuencias de un embarazo en la adolescencia

Desde el aspecto médico, embarazarse durante la adolescencia trae serias consecuencias:- Un problema que se presenta en este tipo de embarazos es la falta de atención médica desde el inicio del embarazo, debido a que generalmente las chicas no avisan pronto a sus padres, tardan en decirles de su situación de 4 a 5 meses, los cuales pasan sin revisión alguna.– Las mujeres de 16 años o menos corren el riesgo de preeclampsia y eclampsia.

– El bajo peso al nacer de los lactantes hijos de adolescentes aumenta y probablemente se debe a causas orgánicas tales como anomalías placentarias, nutrición deficiente, tabaquismo y consumo de drogas.

– La mortalidad materna en ésta etapa, incluso en numerosas naciones en vías de desarrollo figura dentro de las causas más frecuentes de muerte en las adolescentes, la mayoría se deben a embolia, enfermedad hipertensiva, embarazos ectópicos

– Algunas chicas optan por el aborto a veces clandestino que pone su vida en peligro debido a sepsis y hemorragias presentadas durante el proceso.

Aspecto psicosocial

-Algunas jóvenes madres optan por la adopción que les crea una gran culpa y arrepentimiento, sobre todo en etapas más maduras de su vida.

– Hay quienes deciden tener soltera al hijo, enfrentándose a grandes carencias y dificultades. Su proyecto de vida se ve frenado, sufren agresiones por parte de su familia y del entorno y tienen menos oportunidades de conseguir un empleo (cuando lo obtienen es mal remunerado), sin olvidar que deben educar a su hijo en medio de un ambiente desfavorable.

– Otras jóvenes madres deciden ( si es que la pareja responde) casarse. Sin embargo existen altas probabilidades de que su matrimonio no resulte porque los chicos se enfrentan a un evento inesperado, sorpresivo; no son capaces en esos momentos de llevar una vida de pareja independiente económicamente, no estan lo suficientemente maduros para que su relación perdure, ni estan preparados para recibir un hijo y mucho menos cuidarlo.

Add a comment mayo 11, 2010

¿niña o madre…??

La adolescencia es sin lugar a duda la etapa mas complicada para el ser humano, esto quizás se debe a que es el momento en el que la niñez y la adultez se enfrentan por el dominio de la persona; resulta complicada también por la dependencia de los padres y a la vez cierta rebeldía hacia ellos, conviven con la todavía fuerte necesidad de juego y la capacidad de procrear, talvez de ahí surge la confusión, las relaciones sexuales son divertidas, pero no son un juego. Es ahí donde surge una intensa búsqueda de las primeras experiencias sexuales, por tal motivo la educación sexual se convierte en una necesidad absolutamente imprescindible para evitar embarazos y/o enfermedades de trasmisión sexual.

El verdadero problema de esta situación es que las niñas-mujeres y los niños-hombres adquieren primero la capacidad de procrear y luego alcanzan su madurez. A pesar de esto me resulta curioso pensar o especular que muchos adultos presentan gran estado de inmadurez, pero se supone que ya son capaces de criar a sus niños, pero solo en el ámbito económico y material mas sin embargo no el ámbito educativo y moral. “Adolece”, definición de adolescente quiere decir, que no presenta un estado ideal, o lo que es lo mismo carece de madurez. Por lo tanto un embarazo en esta etapa no es lo ideal.

El embarazo precoz no solo es sinónimo de rechazo social, es además sinónimo de riesgo vital en mayor proporción para una mujer joven que para una mujer adulta y es de igual riesgo para el bebe; tenemos pues que en el embarazo precoz existe un mayor numero de mortalidad.

Tiempo atrás resultaba normal que una adolescente de entre 13 y 16 años aproximadamente se casara y generalmente con un hombre mayor que ella, y apenas se casaban y enseguida se dedicaban a generar descendientes. Hoy con todo ese rollo de la liberación femenina resulta que la mujer aspira a ser independiente por sus propios meritos, por consecuencia necesita estar soltera mas tiempo para “sentirse realizada”.otra cosa que mantiene alejado un embarazo precoz de las jovencitas son los valores morales y religiosos, por los cuales muchas personas “anticuadas” diría yo consideran inadecuadas y fuera de lugar las relaciones sexuales fuera del matrimonio.

Otro punto que debemos considerar es que cuando hablamos del embarazo adolescente se piensa en las consecuencias que este tiene para la joven mamá y para el niño que va a nacer. Pero obviamente también tiene que existir un padre, que no siempre resulta ser un adolescente. Especialmente en sectores sociales menos urbanizados, menos desarrollados económica y culturalmente, ellos resultan ser nada mas y nada menos que unos adultos supuestamente maduros debido a su edad, pero que con este tipo de actos sale a relucir su gran inmadurez, y lo peor de todo es que en muchos casos resultan ser parientes sanguíneos o parientes políticos de la joven en cuestión.

Esto quiere decir que muchas veces el embarazo es resultado de un incesto o incluso de una violación, lo cual complica mas todo esto, alterando esta situación de por si ya negativa aun mas, y del rechazo social no se diga.

Pero no todo en la vida son tristezas, por ejemplo en otros casos, y a pesar de que no se había planeado un embarazo, este es el resultado de una relación genuina basada en el amor. Mejor aun, es aceptado por la pareja con responsabilidad y alegría porque, a pesar de su inexperiencia, y si cuentan con el apoyo de sus familias principalmente y de la sociedad en general alcanzaran rápidamente la madurez que en su momento les falto.

Muchas parejas adultas y “maduras” procrean irresponsablemente, con serias consecuencias para sus hijos, y en este sentido muchos embarazos de adolescentes “inmaduros” llegan a mejor termino que los de los adultos. Talvez y digo talvez, el embarazo en si y la buena formación de un hijo no sea producto de la madurez o inmadurez, sino puede ser el resultado de la actitud de los padres. El embarazo ideal, sea adolescente o adulto, es sin temor a equivocarme el que se origina a partir de una decisión en pareja, una decisión libre y responsable de ambos progenitores, pero todo esto de nada serviría sino se tuviera como base un marco de respeto y mucho amor.

Hay muchas y muy variadas causas del embarazo adolescente. La primera y la mas importante es la falta de educación sexual. Pienso yo que los padres obvian o evaden esta responsabilidad de alertar a sus hijos de los riesgos que conlleva la sexualidad simple y sencillamente porque repiten la forma con la que ellos fueron educados, y talvez en aquella época la educación sexual no resultaba ser tan primordial como la es en estos días.

No asumen pues, que cada generación es capaz de superar a la anterior, aprender de sus errores para así criar mejor y mas felices a sus propios hijos. Es por eso que las personas llegamos a la adolescencia con la mínima información y en el peor de los casos sin absolutamente nada de información sobre la sexualidad, la relación entre hombres y mujeres y sobre todo como se hace para prevenir un embarazo. Nuestra cultura no adopta una actitud abierta y comprensiva respecto al sexo, dominándonos los mitos y temores. Aunado a esto, la deficiente educación escolar sobre la sexualidad y los métodos anticonceptivos y muchas veces la información errónea que tenemos de algo.

Pero que es lo que pasa en los sectores con fuertes carencias económicas, la gente se ve imposibilitada de comprar cualquier clase de preservativo u otros métodos para evitar el embarazo, y si a esto le sumamos el hecho de que esa gente generalmente no asiste a la escuela, como puede entonces existir un cultura o educación sexual en esas zonas.

Entre los padres de familia que están concientes de esta necesidad de inculcar valores sexuales, existen diferentes criterios de educación , es decir unos les dan prioridad a una cosa y otros le dan prioridad a otra, sin embargo la mayoría, pienso yo, quieren inculcar a sus hijos la abstinencia, procurando demorar el inicio de la actividad sexual, no necesariamente hasta el matrimonio sino hasta que sus hijos son maduros, diestros y capaces de desarrollar una actividad sexual responsable y con el mínimo riesgo del embarazo no deseado.

Pero y los jóvenes que quieran mantener relaciones sexuales a partir de cuando ellos quieran y no de cuando alguien les diga cuando sea conveniente para ellos, como se podría hacer para que desde antes pudieran contar con la información suficiente y eficicaz sobre su cuerpo y el de su pareja, además de los métodos anticonceptivos y de la enfermedades de trasmisión sexual.

Pero los jóvenes no desean tener relaciones a temprana edad por instinto, ¿ que pasa con la influencia cultural que nos rodea? Los niños y adolescentes nos encontramos rodeados, invadidos, bombardeados y saturados de material pornográfico, en la Televisión, el cine, la música, la publicidad de cualquier producto, en Internet y en los lugares de diversión y distracción a los que los jovenes asiste con frecuencia, cuyos mensajes mayoritariamente son relaciones sexuales sin amor y sin condón, los cuales solo nos despiertan el interés por explorar lo desconocido.

Son muy importantes también los valores como el amor responsable, la fidelidad y el respeto por la vida, pero eso no es suficiente, también debe de existir una cultura de prevención de infecciones de trasmisión sexual como el SIDA.

La verdadera educación no son solo datos, sino un conjunto de valores que nos den un sentido y un proyecto de vida. Dentro de ese proyecto de vida obviamente deben ir incluidos el sexo, la pareja, el matrimonio y esto dará como resultado una procreación con libertad y responsabilidad.

Add a comment mayo 4, 2010

Archivos

mayo 2010
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Blogroll

Meta